¿Quieres ser feliz? Elige el minimalismo

¿Quieres ser feliz? Elige el minimalismo

Orden y simplicidad son las palabras que me vienen a la mente cuando trato de resumir el minimalismo; es un proceso personal, una filosofía de vida, en la que domina lo fundamental, para dejar a un lado lo superficial.

No es sinónimo de austeridad, sino de tener lo necesario, sin caer en las redes del consumismo. Su lema nos invita a llevar una vida más sencilla, con menos excesos, menos apego a lo material, más libre y en la que vives con más intención. Menos cosas, menos estrés.

En los últimos años he podido comprobar que se puede vivir mucho mejor con menos, porque el apego a lo material simplemente nos hace más esclavos y menos libres. A mí el minimalismo me cambió mi forma de ver las cosas, a ocuparme en vez de preocuparme y focalizarme en las cosas que quiero. Muchas veces las cosas vienen solas, sin buscarlas o simplemente están ahí, pero no sabemos verlas, como todo lo importante en la vida. Gracias al minimalismo, aprendí a valorar, a priorizar, a ir a lo sencillo, porque como cita Paulo Coelho, “las cosas simples son las más extraordinarias”.

El exceso de cosas nos hace perder tiempo limpiando y manteniendo, nos impide ver la esencia, a nosotros mismos.

Te invito a deshacerte de esos obstáculos, a liberarte, a vivir con más intención y con menos cargas materiales.

¿Qué beneficios nos aporta el minimalismo?

Serenidad

La serenidad es esa sensación de bienestar que te permite focalizarte en las cosas que suceden a tu alrededor, desde una perspectiva más activa. La serenidad es tranquilidad, calma, sosiego, bienestar interno.

Vivimos en constante ajetreo la mayor parte de nuestro día a día, estamos inmersos en tantos compromisos y obligaciones que el silencio y la tranquilidad parece que estén fuera de nuestro alcance, simplemente lo vemos como un lujo.

Con el minimalismo puedes cultivar esa serenidad que te lleva a lo sencillo, a disfrutar con lo cotidiano, ya que aprendes a ver las cosas desde otra perspectiva, más satisfactoria.

“El hombre no está preocupado tanto por problemas reales como por sus ansiedades imaginadas sobre los problemas reales”

Epiceto

 

 

Tiempo

¿Te has parado alguna vez a calcular cuánto vale tu tiempo?

¿Y la relación que tienes con él?

Que el tiempo es finito no es una novedad y una parte esencial en el minimalismo es valorarlo; dedicarlo a la lectura, a tus aficiones, a caminar o simplemente a desconectar.

Porque con el minimalismo, al reducir la cantidad de cosas innecesarias en tu vida, aprendes a gestionar y administrarte mejor.

“El tiempo es la cosa más valiosa que una persona puede gastar”

Theophrastus

Economía

Con el minimalismo puedes cambiar la perspectiva y la relación que tienes tanto con el dinero como con tus cosas;

simplifica tus gastos. Muchas veces consumir es como una rueda, cuantas más cosas tienes, más cosas necesitas y más dinero precisarás para mantenerlas. Así que reduce, ahorrarás tiempo, dinero y preocupaciones.

Mi propuesta es que apuestes por la calidad antes que por la cantidad; que lleves una libreta con un control de ingresos y de gastos, y que te alejes del mundo consumista y apuesta por vivir la vida que deseas.

Vivir con menos

Aprender a vivir con menos cosas no es sólo una cuestión de economía, sino también de saber identificar lo que realmente es importante para ti y aprender a eliminar lo innecesario. Vivir con menos es reducir el consumo, vivir en un espacio más sostenible, ordenado y limpio.

Pon límites al consumismo. Aprende a vivir con menos cosas, a viajar con menos equipaje, a comprar únicamente lo que necesitas; te hará más feliz y te facilitará la vida.

Dale a las cosas únicamente el valor que tienen. Las cosas son sólo cosas.

“Cuanto más tenemos, menos poseemos”

Meister Eckhart

Conclusión. La vida es un continuo aprendizaje. Para mi es importante llevar una vida más saludable, sostenible y simple. Aprende a despegarte de las cosas, restringe, haz espacio a lo importante, a tu tiempo, a las personas, a lo sencillo.

“Si quieres crear algo bello, solo tienes que hacer lo necesario, nada más”

Giorgio Armani

 

 

No Comments

Post A Comment