Este verano, dedica tiempo para ti

Este verano, dedica tiempo para ti

Este verano plantéate un reto: dedicar tiempo para ti, para cuidarte, mimarte y hacer cosas que te hagan feliz. Estamos tan acostumbrados a entrar en la espiral de la rutina, el trabajo, la casa, nuestra pareja, los hijos…. que no somos conscientes al finalizar el día de que no nos hemos dedicado un tiempo a nosotros mismos, a centrarnos y a desconectar.

Dedicarte tiempo es fundamental para eliminar tensiones y relajarte. También hará que mejore tu humor, tu autoestima y seas más positiv@, ya que si estás bien contigo  mism@, también lo estarás con los demás.

8 tips para practicar este verano  y desconectar:

 

  1. Camina una hora diaria

Dedicar todos los días una hora a caminar es una actividad simple, gratis, al aire libre y con múltiples beneficios para tu salud física y emocional, refuerza tus rodillas y mejora tu flexibilidad. También te ayudará a perder peso si caminas a buen ritmo.  Sólo necesitas ropa y calzado cómodo y unos auriculares con tu música favorita para motivarte.

 

  1. Un rato para la lectura

La lectura, es un buen antídoto contra el estrés. Independientemente del tipo de lectura que te guste. El placer de un buen libro hará que te relajes, mejores tu capacidad de abstracción, tu imaginación y tu memoria, además de enriquecer también tu vocabulario. Siéntate en tu sillón favorito y regálate unos minutos a envolverte en la magia de un buen libro.

 

  1. Disfruta de tu ciudad

Cuando viajas a otras ciudades, buscas información de qué hacer, qué ver, dónde comer, museos, visitas guiadas, etc. ¿Por qué no cambias el chip y lo haces en tu ciudad? Mira tu ciudad con ojos de turista, seguro que tiene un montón de rincones por descubrir, buenos sitios para tapear, bonitos edificios que ni siquiera sabías que existían, mercadillos, cafés. Piérdete en tu ciudad y disfrútala.

 

  1. Cepilla tu cuerpo en seco

El cepillado diario del cuerpo es revigorizante y  energético, ayuda a que tu piel respire. El cepillado en seco es una sencilla técnica que se basa en frotar la piel de forma ascendente, hacia el corazón, con un cepillo de cerdas naturales, favoreciendo así el drenaje y la circulación. Con el cepillado, se eliminan las células muertas, se favorece la regeneración cutánea, aporta brillo y se suaviza la piel. Empieza o termina tu día con el cepillado del cuerpo, un ritual para el cuidado de cuerpo y espíritu.

 

  1. Escribe un diario

Escribir un diario te aporta beneficios emocionales, físicos y favorecerá tu creatividad. También puede ser tu válvula de escape  para atenuar tensiones en tu rutina diaria. Escribe y no te preocupes de hacer una excelente redacción, simplemente deja que tus palabras fluyan. La escritura te ayudará a mantener tu cerebro activo y es un excelente instrumento para conocerte mejor a través de tus pensamientos.

 

  1. Conecta con la naturaleza

Los japoneses practican desde los años 80, lo que llaman  “baños de bosque” para combatir el estrés. Puedes conectar con la naturaleza en un tranquilo parque de tu ciudad, un jardín botánico, etc. Sumérgete en la naturaleza con los cinco sentidos, olvídate del móvil y disfruta de los olores, colores, del aire libre y de los múltiples beneficios que la naturaleza te ofrece. Saborea después un buen té y déjate seducir por su perfume y sabor.

 

  1. Pinta mandalas

Las mandalas tienen su origen en la India y en sánscrito (la lengua primitiva de la india) significa círculo o rueda. Para los budistas, este “círculo mágico” su función es la meditación. Son figuras geométricas y círculos que representan el universo, la naturaleza y el mundo espiritual. Independientemente de la espiritualidad, las mandalas son una herramienta que puede ayudarte a conectar con contigo mismo, a potenciar la concentración, la agilidad mental y activar tu cerebro. Deja volar tu creatividad.

 

  1. Practica el nordic walking

El nordic wlking o marcha nórdica es una actividad que se practica al aire libre y en la que activamos todos los paquetes musculares, incluso aquéllos que apenas usamos. Tiene su origen en Finlandia, como método de entrenamiento en verano del esquí de fondo. La marcha nórdica, es una actividad en la que podemos eliminar el estrés y en la que si practicamos en solitario, relajamos nuestra mente, centrándonos en la respiración, nuestras emociones y en el momento presente. Para practicar esta actividad sólo necesitas ropa y calzado cómodo y unos bastones que puedes alquilar o comprar, adecuados a tu estatura. Apúntate a un grupo de marcha nórdica en tu ciudad y practícalo todo el año, te encantará.

 

Conclusión. Sentirte bien contigo mism@ es esencial para disfrutar al máximo de tu vida, ser feliz y contagiar tu optimismo a las personas que te rodean. Dedícate tiempo para conocerte y saber lo que necesitas, estas pequeñas acciones te harán conseguir grandes éxitos. Feliz verano J

Este verano, dedica tiempo para ti
5 (100%) 3 votes

No Comments

Post A Comment

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar